GIFTAREA.COM BLOG

Blog con ideas para regalos originales

Snacks para organizar una fiesta apta para celíacos Snacks para organizar una fiesta apta para celíacos
Mayo es el mes de los celíacos. Y a ellos nos unimos con esta pequeña reivindicación, porque el 19 de este mes, se celebra... Snacks para organizar una fiesta apta para celíacos

Mayo es el mes de los celíacos. Y a ellos nos unimos con esta pequeña reivindicación, porque el 19 de este mes, se celebra en algunos lugares el día de los Celíacos, una cita que en nuestro país tendrá lugar el próximo 27  de mayo y a la que nos hemos querido adelantar intencionadamente.

El 1% de la población europea es celíaca, y así lo seguirá siendo en las próximas generaciones, según apuntan los datos de la Federación de Asociaciones de Celíacos de Espña, (FAPE), que aseguran, que a pesar de conocerse un elevado número de casos de Enfermedad Celíaca, el 75% de los enfermos siguen estando sin diagnosticar.

Dados los datos, hazte la prueba:

¿Conoces o no conoces a algún celíaco?

Seguro que la respuesta es sí y que además, seguro que es de los que siempre tiene que ir andando con cuidado para sobrevivir a las fiestas porque la gente olvida su enfermedad y pasa de poner cosas para picar aptas para intolerantes al gluten.

Para que el próximo 27, que encima es viernes, tu amigo o amiga pueda disfrutar de una experiencia delicatessen , desde Gift Area te proponemos 4 ideas para que hagas entrantes fáciles y perfectos para los alérgicos al gluten sin tener que pasar mucho rato en la cocina.

1. Pincho de salmón con mango y kiwi:

Montaditos para garantizar una experiencia gourmet a los celíacos

Se trata de un entrante facilísimo y con el que quedarás muy bien. Lo único que necesitas son palillos largos, salmón ahumado, mango y kiwi. Para el montaje solo tendrás que cortar en taquitos (o círculos si te gusta más o tienes más maña) cada uno de los ingredientes y pincharlos todos juntos.

¡Te aseguramos que te quedará un bocado exquisito!

2. Rollitos de jamón cocido, queso y calabacín:

shutterstock_251176030

Esta receta, aunque parece más elaborada, es igual de fácil de preparar que las anteriores. Solo se necesitan tortitas de maíz, jamón cocido de calidad extra (que asegure la ausencia de trazos) queso curado y calabacín.

Es tan sencillo como calentar las tortitas de harina de maíz a la sartén (que se pueden comprar preparadas), añadirle una o dos lonchas de jamón curado y queso, y en el centro, colocar estratégicamente un trozo de calabacín cocinado a la sartén con un poco de aceite y luego enrollarlo que aportará jugosidad al pincho además de generar sorpresa en los comensales. ¿Qué más se le puede pedir a un aperitivo? 

3. Pincho caprese

shutterstock_179551658

Te presentamos a otro de los grandes clásicos del picoteo. El pincho caprese puede formar parte de vuestra experiencia delicatessen y es fácil de preparar, ensucia poco y también lo pueden comer los celíacos. ¿Qué más se le puede pedir? Ah! Sí. Además, ¡también es barato!

Prepararlo es sencillo: solo tenéis que comprar queso motzarrella y cortarlo en piezas circulares o cuadradas, tomates cherry y hojas de albahaca y montarlo todo sobre un palo de pincho. ¡Rápido y económico! ¡No os podréis quejar!

4. Champiñones con vinagre:

mushroom-216731_1280

¿Habéis pensado en que los champiñones se pueden comer crudos? Pues sí. Además, ¡están riquísimos!

La receta es facilísima. Solo tenéis que comprar una bandeja de champiñones laminados (o laminarlos vosotros), limpiarlos y colocarlos en una fuente. Introducir sal y cubrirlos con vinagre (200ml) y agua (250ml).

Una vez está todo junto, es conveniente tapar el recipiente con una tapa que evite que los champiñones floten para que se empapen bien para después dejarlo macerar entre 2 y 6 horas.

Cuando estén listos, se les añade un típico picadito de aceite, aceite y perejil y los vertemos sobre nuestro plato para volver a dejarlo reposar en la nevera durante toda la noche, ¡y listo! ¡Ya podéis disfrutar de una gran experiencia delicatessen!

Lucia Rodriguez Experta en ocio, cultura... y ¡Regalos!

Soy feliz conmigo, juego a ser mejor, por eso escribo.