GIFTAREA.COM BLOG

Blog con ideas para regalos originales

Cómo recordar fechas clave y dejar de quedar mal Cómo recordar fechas clave y dejar de quedar mal
Depender de la memoria para recordar según qué cosas, a veces es un poco arriesgado y puede acabar metiéndote en un pequeño o gran... Cómo recordar fechas clave y dejar de quedar mal

Depender de la memoria para recordar según qué cosas, a veces es un poco arriesgado y puede acabar metiéndote en un pequeño o gran lío. Por eso, como desde GiftArea.com sabemos que hay fechas que es mejor no olvidar, hemos elaborado una guía de consejos para que trates de agilizar tu memoria o aprendas a organizarte con la única intención de que no se te vuelva a pasar la fecha de la entrega de un proyecto, de que no te vuelvas a comer la cabeza para encontrar un regalo original de cumpleaños a última hora, o se te pase la cita con el cirujano que te concertaron hace tres meses.

Repite las cosas en voz alta:

5

Uno de los principales trucos para agilizar la memoria y recordar fechas es repetir las cosas en voz alta. Este método ayuda al cerebro a procesar la información y aumentan las posibilidades de que lo recordemos. Así, cuando te digan: La cita es el día 13 a las 17:00, repítelo en voz alta para procurar que no se te olvide. Tranquilo, repetir este tipo de información es un gesto muy habitual, así que nadie te mirará raro.

También puedes hacerlo para recordar fechas importantes como el día del inicio de tus vacaciones o el cumpleaños de un amigo.

Agrupa y haz listas:

werg

A veces, memorizar la fecha de un único cumpleaños o evento especial es más difícil que si lo intentas con varias. Puedes probar a crear listas e intentar memorizar los eventos por meses. Este ejercicio te requerirá un poco de tiempo, ya que tendrás que elaborar una lista por cada mes y luego tratar de memorizarla.

También puedes hacer las listas por orden alfabético o por cualquier orden que te pueda resultar lógico y fácil de recordar. Por ejemplo, si quieres aprenderte los cumpleaños de todos tus primos, puedes ordenar tu lista por orden alfabético, de mayor a menor edad o de menor a mayor, como tú prefieras.

Eso sí, cuando la tengas la lista hecha, te aconsejamos que la leas varias veces en voz alta. Pronunciar es un gesto muy efectivo para la memoria, aunque también puedes tratar de memorizarlo mediante el método de copia. Repetir por escrito varias veces lo mismo ayuda a fijarlo en el cerebro, ¡Acuérdate de cuando te mandaban copiar en el cole!

Practica la asociación:

5454

Otro de los turcos más famosos de la mnemotécnia es enlazar unos datos con otros. Es sencillo: solo tienes que enlazar la fecha que pretendes recordar con algún otro dato o historia inventada, que puede ser real o ficticia indistintamente.

En concreto, recordar fechas de cumpleaños no es el ejercicio más sencillo ni el más fácil de enlazar, aunque sí existen algunos trucos sencillos que pueden ayudar. Se trata de visualizar a la persona cuya fecha de nacimiento se quiere recordar sujetando un calendario del mes en el que nació y en el que esté señalado en rojo el día de su cumpleaños.

Por ejemplo, si Pablo nació el 13 de junio de 1991 tendrás que imaginarlo sosteniendo un calendario de junio en el que el 13 esté marcado, y tras imaginarlo, repetir en voz alta: Pablo 1991.

En este caso, la visualización es lo más importante, ya que recrear una imagen mental del hecho que se pretende memorizar, es esencial para facilitar el proceso de memoria.

Haz rimas:

686

Las rimas son una herramienta sencilla y muchas veces divertidas para recordar fechas. Por ejemplo, si necesitas recordar que el partido del Atlétic es el 14 de Abril, puedes utilizar la rima: el 14 de abril me sentí más atlético que vil.

Si nada funciona, asume tu poca memoria, y anota:

567687

Nuestro último consejo es que, si has probado todo lo anterior y no funciona, asumas la derrota. Nuestra memoria no crece de manera proporcional a nuestras obligaciones, tareas y compromisos. Por ello, tratar de mantener en ella todas las citas, fechas de cumpleaños y eventos memorables resulta prácticamente imposible.

Paro para eso está la tecnología. Desde lo más básico, a las nuevas y cada vez más prácticas aplicaciones de calendario, blog de notas o recordatorios.

Es mejor que dejes de intentar ser un superman o una superwoman y empieces a gestionar tus tareas y obligaciones sociales a través de una agenda.

Para recordar una fecha de cumpleaños comprometida, lo mejor que puedes hacer es apuntarla justo en el momento en el que la conoces. Eso sí, es importante que no olvides sincronizar una alarma. Si no lo haces puede que a pesar de leerlo en un momento dado, acabes por no felicitar.

Lucia Rodriguez Experta en ocio, cultura... y ¡Regalos!

Soy feliz conmigo, juego a ser mejor, por eso escribo.

No comments so far.

Be first to leave comment below.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.