GIFTAREA.COM BLOG

Blog con ideas para regalos originales

Es mi cumple y soy nuevo en el  trabajo Es mi cumple y soy nuevo en el  trabajo
Septiembre. Coches, calor infernal que todavía no se ha disipado, tu cumpleaños por venir… y tú nuevo en el trabajo. ¿Qué hago? ¿Traigo un... Es mi cumple y soy nuevo en el  trabajo

Septiembre. Coches, calor infernal que todavía no se ha disipado, tu cumpleaños por venir… y tú nuevo en el trabajo.

¿Qué hago? ¿Traigo un piscolabis y digo que es mi cumple? Nah…pasaré desapercibido. Pero… ¿Y si lo ven en el currículum y me dicen algo? ¿Pensarán que soy un rata? ¿Un malqueda? ¿Quedará mejor que lo diga, o que no?

¡Nerviooooooooos!

¿Qué hacer en estos casos? Realmente no hay un código que diga si es lo mejor manifestar abiertamente que es nuestro cumpleaños, pero yo creo que, al entrar en una nueva cárcel, digo… oficina, lo mejor es hacer amigos y sociabilizarte. ¿Qué mejor manera que hacerlo con una celebración?

Claves para el nuevo de la oficina

  • Sé simpático y sociable: regla number one del nuevo, no seas un rancio. A pesar de que ese de en frente se muerda las uñas y su desodorante te saque de tus casillas. Sé zen. Ya habrá momento de ponerle verde más adelante, ahora mismo eres el nuevo, has de comportarte como tal. Sumiso y majo. Sonrisa profident… perfecto.
  • Pasa desapercibido: que seas majo no significa que tengas que dar la súper nota (deja esa sudadera con orejas ahora mismo en el armario). Viste normal, sé educado y divertido. Pero tampoco te pases. Al menos por ahora.

Esto no.

  • La comida une personas: si tus compis comen en la oficina, intenta comer con ellos. Si comen fuera… intenta acoplarte a alguna de las comidas disimuladamente.
  • Sé puntual: al principio te mirarán un poco como el bicho raro, pero es un detalle a tener en cuenta. Tranqui, que poco a poco podrás relajarte y no ser el empollón de la clase.

Claves para el nuevo cumpleañero de la oficina

En realidad un cumpleaños siempre agrada a la gente, y más si les invitas a algo, y, como hemos dicho, la comida une a la gente así que… ¿Qué es lo que estás dudando si se puede saber? Compra un lote de sándwiches o bollitos en alguna pastelería  y déjalos en alguna zona común.

No hará falta que vayas pregonando que es tu cumpleaños, porque todo el mundo empezará a preguntar por los misteriosos pasteles del comedor, acabarán sabiendo (porque siempre hay algún marujo que se ha metido en tu Facebook al entrar en la empresa) que es tu cumple, y se acercarán a agradecerte el detalle.

Si no te gusta que te feliciten… aguántate. Estás en un sitio nuevo, tienes que parecer una persona normal.

Probablemente tengan algún detalle contigo, como por ejemplo invitarte a comer. Déjate, sería de mala educación no hacerlo… ¿No?

Verás como no es tan grave como esperabas y como los sudores fríos de la noche anterior te parecen una chorrada. Eso sí, a partir de ahora estás solo ante el peligro. Mantén esas relaciones recién abiertas con tus compis y mucha suerta.

¡Ah! Y ¡Feliz cumpleaños!

Lucia Rodriguez Experta en ocio, cultura... y ¡Regalos!

Soy feliz conmigo, juego a ser mejor, por eso escribo.