GIFTAREA.COM BLOG

Blog con ideas para regalos originales

Las curiosidades de Hitchcock Las curiosidades de Hitchcock
Puede que no hayas visto ninguna película de Hitchcock (si es así, estás tardando), pero, aún así, seguro que sabes quién es. Seguro que... Las curiosidades de Hitchcock

Puede que no hayas visto ninguna película de Hitchcock (si es así, estás tardando), pero, aún así, seguro que sabes quién es. Seguro que has oído cosas de él, como que es el maestro del suspense, que era un director bastante peculiar (por no decir ultra exigente a la par que raruno) y que estaba un poco loco.

Bien, pues sí, hoy hablaremos de las curiosidades y anécdotas de rodaje del director británico Alfred Hitchcock, uno de los cineastas más prolíficos de la historia con 56 películas bajo su mando.

Exposición en Madrid

Madrid estrena una exposición sobre el director que durará hasta principios del año que viene, Alfred Hitchcock, más allá del suspense, en la Fundación Telefónica. Si andas por la capital… ¡No te la puedes perder!

¿Sabías que…?

  • Conoció todas las fases del desarrollo del cine, desde el origen de la industria al paso del cine mudo al cine sonoro, pasando del blanco y negro al color. Incluso rodó una película (Crimen Perfecto, 1954) en 3D.
  • Su imaginario macabro y tenebroso está basado en… ¡Su madre! Y es que Hitchcock respondió así cuando le preguntaron sobre dónde inspiraba su estilo: Creo que mi madre me asustó cuando tenía tres meses. Dijo ‘¡bu!’ y me dio hipo. Aparentemente, se quedó muy satisfecha. Todas las madres lo hacen. Así es como empieza el miedo en todos nosotros.
  • No tuvo una vida fácil, su familia católica regentaba una tienda de comestibles cerca de Londres, y cuando su padre murió Hitchcock tuvo que ponerse las pilas y dejar sus estudios para trabajar y sacar a su familia adelante. Fue telégrafo, dependiente y diseñador.
  • Su primer trabajo en el cine fue hacer títulos para películas de cine mudo en 1920. Luego fue rulando por otros departamentos e incluso hizo sus pinitos en Alemania.7285245938_73e8f24bea_o
  • La mujer que le acompañó toda su vida, Alma Reville, guionista, editora y ayudante de dirección, era undía mayor que él.
  • Este curioso matrimonio no tenía sexo, y según algunas fuentes el director detestaba ver a su mujer embarazada (tuvieron una hija, Patricia Hitchcock, que aparecería en tres de sus películas).
  • El director le tenía pánico a la policía porque de pequeño su padre (un hombre muy gracioso) le castigó yendo a comisaría con una nota en la que pedía al sargento que lo encerrara durante 10 minutos. Trauma de por vida.
  • Pero su fobia real es… ¡A los huevos! Sí, como lo lees, a pesar de ser un gordaco, Alfred Hitchcock tenía fobia a los huevos, sobre los que declaraba… Me dan miedo, peor, me dan asco. Esa cosa blanca y redonda sin agujeros… ¿Has visto alguna vez algo tan repugnante como la yema rota vertiendo ese líquido amarillo? La sangre es alegre, roja. Pero la yema de un huevo es amarilla, repugnante. Nunca la he probado.
  • Le gustaba escandalizar con sus películas, varias de las cuales contienen un tono homoerótico, como Rebecca, La Soga o Extraños en un tren.
  • Se le iba un poco la pinza durante los rodajes y hacía cosas como tirar el plato y la taza por los aires y que estallaran donde cayeran al terminar el té, o hacer que perdía las llaves de las esposas y mantener a los actores unidos durante horas. Era un bromista, oye.
  • Siempre salía haciendo un cameo en sus películas, a lo Jon Favreau, y siempre lo hacía durante los primeros 15 mins de película, para no distraer a los espectadores.
  • Su película Enviado Especial fue aclamada por personalidades propagandistas nazis como Goebbles.
  • Se pensó en él para dirigir la primera película de James Bond.
  • Estaba muy obsesionado con el control y por este motivo odiaba rodar al aire libre, lo cual dejó su cine bastante obsoleto a finales de los 60.
  • Su obsesión por el control era tal que antes de hacer psicosis compró todos los ejemplares de la novela para que nadie pudiera leerla antes de ver la película, y los anuncios de la misma no eran escenas del film, sino el propio Hitchcock hablando.
  • Sabía que Psicosis sería un bombazo, así que renunció a su salario a cambio de llevarse el 60% de los beneficios del film, que recaudó más de 15 millones. Tonto no era.
  • Se obsesionaba con sus actrices hasta el punto de controlar todas sus comidas, y hasta el pintalabios que usaban.
  • Mandó a una pequeña Melanie Griffith de cinco años una muñeca igual a su madre (que actuó con Hitchcock) metida en un mini ataúd.
  • Admiraba a Buñuel (¿Quién no?).
  • La anécdota más conocida del director es que creó un trauma a la actriz Janet Leigh en la escena de la ducha de Psicosis. La actriz desde entonces evitaba ducharse (debía de oler muy bien), y solo lo hacía cuando no le quedaba más remedio, con la cortina abierta, y vigilando la puerta constantemente.
  • Aunque fue nominado al Oscar cinco veces, seis a los premios del Sindicato de Directores y tres en el Festival de Cannes, nunca ganó ninguno de estos galardones. Sí recibió el Oscar Honorífico en 1968, cuando ofreció el discurso de agradecimiento más corto de la historia: “Muchas gracias, de verdad”.
  • Diez años después recibió también el premio honorífico del American Film Institute, donde dedicó un emotivo discurso a su mujer, que ya estaba gravemente enferma.
  • Nunca veía sus propias películas en el cine porque le daban miedo.17153876991_261cb4d813_o

Lucia Rodriguez Experta en ocio, cultura... y ¡Regalos!

Soy feliz conmigo, juego a ser mejor, por eso escribo.