GIFTAREA.COM BLOG

Blog con ideas para regalos originales

Cumplir años en verano… ¿Bendición o maldición? Cumplir años en verano… ¿Bendición o maldición?
Si eres de los en el cole siempre celebraba su cumple a destiempo porque si lo celebraba en la fecha indicada ni un amigo... Cumplir años en verano… ¿Bendición o maldición?

Si eres de los en el cole siempre celebraba su cumple a destiempo porque si lo celebraba en la fecha indicada ni un amigo de clase se iba a dignar a ir, bienvenido, este es tu post.

Si eres de esos que se queda sin regalos porque la familia está demasiado ocupada buscando donde disfrutar sus (recuerda, tú te quedas trabajando) maravillosas vacaciones, este es tu post.

Si cada año que pasa tu cumpleaños te desmoraliza más, porque tienes asumidísimo que lo celebrarás con un menú del Burger y tu mascota lamiéndote la pierna con el ventilador a 3 cm de tu cara (perlada de sudor). Este es tu post.

Cumplir años en verano siempre ha sido una tortura para las pobres almas en desgracia que maldijeron a sus madres naciendo en los meses más calurosos del año. Es más, cualquiera pensaría que es una venganza del karma por haber hecho sufrir a sus parientas a 40 grados a la sombra. Si es que… ¿Quién te manda nacer en julio?

Los niños del cole nunca podían ir a tu cumple, tu familia te mandaba un cutre SMS (ahora un whatsapp con una fotito de la playa que te hace sentir mejor aún) y, como tu barrio estaba desierto, el consuelo se alojaba en el flash de coca cola (gracias chinos que nunca cerráis) de la merienda.

Pero, pensándolo bien, lo mismo cumplir años en verano no es tan malo (sí, personas asociales que estéis leyendo esto, este no es vuestro post. Para vosotros cumplir años en verano es lo mejor que os ha podido pasar en la vida, lo sabemos. Fuera de aquí). Tiene que tener algo bueno, ¿no?

En la sociedad de Mr. Wonderful, donde las nubes y los heladitos con ojos nos recuerdan cada día que el sol es maravilloso (que se lo queden los guiris), tenemos que hacer un esfuerzo por ver lo positivo de la situación.

¿Qué tiene de bueno cumplir años en verano?

  1. Postureo en la piscina

Los (pringaos) que cumplen años en invierno no pueden celebrar una fiesta en la piscina. ¡Tú sí! Aunque solo asistan tus dos mejores amigos (porque de lo contrario les desterrarías de tus redes sociales y eso no mola nada), ¡Es una select party en la piscina! Haceos muchas fotos, ponerles muchos filtros, y que todos sepan que se lo han perdido (ya que están de vacaciones, vamos a intentar que se sientan mal).

shutterstock_245076049

  1. La legaña está permitida

Como es verano, probablemente al día siguiente tu jefe (y la mayoría de tus compañeros) no estarán en la cárcel, digo… en la oficina, por lo que si tu fiesta – o select party, recuerda – acaba tarde… ¡Da igual! Duérmete sobre el teclado. ¡En verano nadie trabaja! (solo tú).

shutterstock_320668373

  1. Turismo cumpleañero

Si eres afortunado y tu aniversario te pilla de vacaciones, vale que no celebrarás una fiesta y vale que probablemente estés más solo que la una, pero… ¡Podrás elegir en qué parte del mundo quieres cumplir años! ¿Qué tal Tahití? (o a falta de dinero, ¿el Aquopolis?)

shutterstock_105526385

  1. Que nadie se entere…

Si cumples una edad de esas de las que genera así como cosita, eso que llaman crisis, (lo llaman, que yo aún soy muy joven), yo qué sé, ¿40?, será perfecto, porque nadie presenciará tu ataque de ansiedad.

shutterstock_224228107

¿Ves? Cumplir años en la etapa más calurosa (y mortal) del año no es tan malo. Vaaaale… solo hemos encontrado cuatro puntos a favor, pero, cuatro mejor que ninguno, ¿no? (regla no aplicable a la tenencia de descendencia, ya aviso, luego no quiero demandas).

Lo dicho, positivismo, fus fus de agua, gorra, algún amigo pringao como tú que curre en verano, helados bien fríos, una piscina (o un charco) ¡Y a celebrarlo!

Por cierto, se me olvidaba comentarte… que no puedo ir a tu fiesta… que yo me voy de vacaciones mañana.

Lucia Rodriguez Experta en ocio, cultura... y ¡Regalos!

Soy feliz conmigo, juego a ser mejor, por eso escribo.